@GabiMartinArte: Hablemos de esto👇El polémico...

@GabiMartinArte

Hablemos de esto👇

El polémico retrato de Carlos III

Realizado por el artista londinense Jonathan Yeo (1970) especialista en retratos y con una trayectoria de más de 20 años retratando a personas, muchas de ellas conocidas en ámbitos de la cultura y política.

image-1

Las obras de arte tienen muchas formas de comunicarse, la primera es el formato.

No he encontrado el dato, pero diría que la obra mide aprox. 2 m de alto por 1,4 de ancho (sin marco) y tomando en cuenta el ángulo de las fotos y que está elevada en un caballete.


Por su tamaño, no es una obra recatada, pero sus medidas nos recuerdan a dos posibles objetos cotidianos: una puerta doble o una ventana o....sí, sí....eso que estáis pensando: una cama, un lecho, un lugar para yacer.

Pero no me seáis morbosos, creo que hablamos de una ventana.

image-1

Creo que el cuadro es una ventana porque permite asomarnos a aspectos del rey que no conocemos. Y esos aspectos salen en las obras lo quiera el retratado o no, lo quiera el artista o no.

El color, al que todos señalan, es atrevido, por lo cual hablamos de un acto de visibilidad.


El rojo, como sabéis, es pasión, valentía y fuerza, pero es también sangre (para lo bueno y malo), alerta y peligro.

De allí que este cuadro logre un primer efecto chocante, no sólo es grande, nos pone en alerta.

Aquí os dejo mi hilo sobre el color rojo:

x.com/GabiMartinArte…


Sin embargo, el rey sale muy favorecido, con una mirada relajada y expresión afable. El rojo a su alrededor le da algo de vitalidad, una vitalidad simbólica necesaria y compensatoria de la realidad, incluso cuando esta obra, casi seguro, lleva meses gestándose.

image-1

Mirad con más detenimiento. Hay una mariposa sobre su hombro derecho, a punto de posarse sobre él. Las mariposas, ahora y siempre, han simbolizado el poder transformador.
Carlos III siempre se ha identificado a sí mismo como un modernizador, aunque la realidad sea distinta.


(paréntesis) Veo que X, una vez más está cortando el hilo en trozos y borrando posts, también me pasaba cuando estaba verificada. Hago una pausa para ver si logro resolver ese tema y regreso con más, hay mucho que contar sobre este retrato.


¡Sigamos!

Os hablaba de la mariposa en el hombro derecho de Carlos III. Si seguimos analizando simbólicamente, la parte derecha del cuerpo corresponde al arquetipo del padre, en cierto sentido una mariposa en ese costado pasa a ser el cambio de un reinado femenino a masculino.

image-1

Hay más sobre este cuadro. El encuadre y uniforme. El rey sale en plano americano, desde la altura de los muslos hacia arriba, se prioriza la idea de 'porte' por encima del de la expresión del rostro, pero sin llegar a ser un cuadro de pompa o de 'escena' a cuerpo completo.

image-1

A todos nos resulta llamativo el rojo, pero a mí me llama la atención, más que el color, la técnica con la que está pintado porque tengo la sensación de que Yeo se quedó a medias a la hora de usar su técnica 'inacabada'. Mirad otras de sus obras y la sensación fresca y ligera:

image-1image-2image-3image-4

Jonathan Yeo retrató a Blair, como veis, cuando se trata de figuras políticas, su técnica es algo más tradicional que los cuadros que son más libres. Sin embargo el monocromo y el desdibujado de la figura siempre esta presente.

image-1

Mi opinión personal es que un ligerísimo cambio de tono al borde de la silueta, así como un leve cambio de tipo de pincelada entre figura y fondo hubiera terminado de redondear el retrato o dejar algo más inacabado. Pero esto es una opinión subjetiva. He hecho pruebas rápidas:

image-1image-2image-3image-4

Incluso, creo, que dejar el fondo inacabado del todo hubiera sido muy interesante y, como me va la marcha pictórica, creo que incluso haber dejado el traje sin acabar y acabando el fondo hubiera sido aún más potente. Sin embargo, es un retrato oficial y un encargo.


Es decir, este retrato con más libertad, al estilo de el de la derecha hubiera sido genial.

¿Por qué Yeo? la idea de un artista que juega a lo 'inacabado' es también una demostración de apuesta por cierta modernidad y riesgo. Insisto que esto es más discursivo que realidad.

image-1image-2

Pero como ya estamos metidos en el mundo pintores y 'royals' veamos lo que hizo Lucien Freud con su madre, la reina Isabel II.

Mirad el tamaño de ese retrato. El lugar en el que es hecho y cómo disminuye el símbolo de poder que es la corona.

image-1

Se dice que la reina Isabel II perdió un poco la paciencia por tener que posar tanto tiempo para Freud, incluso sus más cercanos amigos, entre ellos muchos compañeros de oficio, perdieron la paciencia con la lentitud de Freud. Su retrato de la reina es una maravilla, claro.

image-1

Aunque suene paradójico, creo que el retrato que hizo Freud en su momento, aún siendo más pequeño y 'aparentemente' formal, es más libre y es más Freud que el retrato que hace Yeo del rey Carlos III, menos Yeo y más oficial en muchos sentidos.

image-1image-2

Hay un pintor español que hace retratos muy rojos con ese toque de 'zonas inacabadas' que es interesante traer a colación, Salustiano García (también polémico por su cartel de la Semana Santa). Mirad el juego monocromo vs figura humana aquí.

image-1

Retratos que, creo, tienen ese toque inacabado y fresco de Jonathan Yeo y de los que me hubiera gustado ver más guiños en el retrato del rey Carlos III.

Jenny Saville / Marlene Dumas (ambas vivas)
Y los magníficos Manet / Velázquez

image-1image-2image-3image-4

¿Vosotros qué opináis del retrato oficial de Carlos III?

Espero que os pique la curiosidad para investigar más retratos de reyes, así como sobre los pintores con técnicas que juegan a 'acabado-inacabado'.

La pintura ha muerto. ¡Que viva la pintura!

#Fin Gracias por leer

image-1
Premium

Save unrolled Twitter threads to Notion.

$3/month

Try Free